La Cerámica cardial

12 mayo, 2016 1 Por RemediosFitoterapia

Neolítico Antiguo Valenciano.

En la Península Ibérica (España). VI milenio a.C

La Cerámica Cardial fue creada en las “Sociedades prehistóricas, primeras civilizaciones y Edad Antigua”.

ceramica_cardial

En estas imágenes referidas a la Cerámica Cardial se identifiquan las características del Neolítico surgido hacia el VI milenio antes de Cristo, desde el foco neolitizador del Próximo Oriente y su expansión por Europa, con una atención especial a la Península Ibérica: la aparición de la economía de producción y de excedentes económicos, de poblados estables socialmente jerarquizados, de división del trabajo, etc. En las nuevas comunidades de agricultores y ganaderos se van a crear las condiciones para que surjan nuevas producciones artísticas que satisfagan las necesidades de la nueva sociedad: como el molino de mano, el hacha pulimentada, la hoz neolítica, fusayolas de telar, contextualizadas en la reconstrucción del poblado de Chatal Huyuk en Turquía.

vaso_globular vaso_globular_cardial

                            Vaso globular cardial ansado de la cueva de l’Or.

– Se trata de una vasija cerámica en forma de jarra globular con un asa anular.  

Está decorada con la técnica impresa cardial con incisiones en zigzags obtenidas por estampado del borde de la concha de un molusco llamado cardium, en la arcilla blanda. Dos franjas paralelas bordean el cuello y el cuerpo de la vasija, reservando un espacio en el frontal para una representación antropopomorfa flanqueada por otras dos franjas verticales. Se trata de una figura esquemátizada, con el cuerpo en forma de barra con las manos abiertas y los dedos bien marcados, como en actitud de súplica, y las piernas rectas como prolongación de los lados del cuerpo, con los pies indicados por la impresión del natis de la concha, lo mismo que el sexo.

– Esta cerámica es una clara representación del Neolítico Antiguo Valenciano de cerámica Cardial, fechado en el VI milenio a.C. En la Península Ibérica (España). Cerámicas de este tipo aparecen también en la cueva de la Sarsa en Bocairante (Valencia), y en la cueva de Les Cendres (Alicante). En Cataluña la cerámica Cardial apareció en las cuevas de Monserrat, por lo que se ha llamado este tipo de decoración « Montserratina ». En Andalucía está muy bien representada en la cueva de la Carigüela del Piñar (Granada).

neolitico_españa

Este primer Neolítico revela una tecnología muy desarrollada en el trabajo de la cerámica, el hueso y la piedra e, incluso manifestaciones artísticas. Tanto sus técnicas de elaboración como las decoraciones aparecen ex novo, como una aportación de los  pobladores venidos del Mediterráneo oriental, constituye un  marcador social de referencia que le ha valido la denominación de cerámica cardial impresa, para uno de los contextos. El otro contexto es el de las cerámicas con decoración incisa o impresa, este horizonte también ex novo se ha considerado siempre representativo del Neolítico Andaluz. En ambos horizontes las técnicas de pastas, acabado y cocción son de gran calidad; también se asemejan sus formas de tendencia globular o esférica.

Hacia el VI milenio antes de Cristo el paisaje empieza a sufrir una profunda transformación y la Cova de l’Or nos habla de la huella de los grupos humanos. Las actividades productivas de las sociedades neolíticas reducirán el bosque para implantar pastos y campos de cultivo. Los restos carbonizados muestran el cultivo de cereales como el trigo y la cebada, y de leguminosas como las habas, lentejas o guisantes. Por lo que respecta a los animales domésticos, el predominio de la oveja es muy llamativo, con un número reducido de cabras. El cerdo está bien representado y de forma escasa el toro y el perro.

El modo de vida agricultor requiere fabricar un nuevo ajuar doméstico, del que forman parte los vasos cerámicos que se emplean para cocinar y para almacenar. Las hojas de sílex son utilizadas como cuchillos, o bien como elementos de hoz. Las hachas realizadas mediante pulimento sirven para el trabajo de la madera. Y las cucharas de hueso nos confirman los cambios en las costumbres alimentarias, ahora basadas en cereales y legumbres.

– En o que respecta concretamente al Neolítico, las representaciones de figuras humanas aparecen en las cerámicas decoradas con técnica cardial, fechadas en el VI milenio a.C. Lo curioso es que este mismo esquema se repite en las pinturas rupestres de tipo « macroesquemático » del Pla de Petracos (Castell de Castells, Alicante). Como señala Bernabeu, j., « No parece arriesgar relacionar estas representaciones humanas con algún tipo de religiosidad. Lo que es evidente es que se trata de algo nuevo, diterente del arte naturalista levantino, tan nuevo como las formas de vida neolíticas bien documentadas contemporáneamente en la cueva de L’Or  (Beniarés, Alicante)

cueva_de_L’Or arte_naturalista_levantino

Aplicación didáctica:  TUTORIAL CERAMICA (haz click aquí para ver el tutorial)

En la fabricación de objetos cerámicos se emplean diversas técnicas de entre ellas, vamos a destacar las siguientes:

  1. Técnica de la pella o bola.

Con toda seguridad es la técnica más antigua, la que primero usó el hombre para hacer sus útiles. Se parte de una pella de barro, dándole la forma de bola (1.1) e introduciendo el dedo pulgar en el centro de la misma (1.2), se va presionando con los dedos, moldeando el contorno deseado, formando unas paredes más o menos gruesas (1.3). A veces, por la evaporación y la absorción del agua por el calor de las manos, surgen una serie de grietas en la pieza que se solucionan humedeciendo la pasta con la mano, con un trapo o con una esponja, alisando, al mismo tiempo, la estructura.

Técnica_de_la_pella_o_bolaTécnica_de_la_pella_o_bola 

  1. Técnica de los rollos, macarrones o churros.

A esta técnica también se le conoce con el nombre del «colombín». Junto con la anterior, es una técnica muy antigua. La cerámica prehistórica, descubierta en muchos lugares, fue elaborada de esta manera. Se utilizan unos rollos o churros de arcilla, de un grosor variable, según el tipo y volumen de la pieza. Estos cilindros se hacen presionando una porción de pasta contra la mesa usando los dedos extendidos y la palma de la mano, hasta lograr estirar la pella con la longitud y el grosor deseados (2.1).

Técnica_colombín Técnica_rollos Técnica_de_los_rollos

Partiendo de una base, que puede ser de cualquier forma, fabricada a partir de una plancha o mediante la unión de churros o macarrones (2-2), se van añadiendo rollos superponiéndolos a la base (2.3). Entre los churros o rollos que vayamos añadiendo debemos de poner barbotina para que actúe como elemento de unión.
Para curvar una pieza hacia afuera, se va dando más amplitud al rollo de barro de la parte superior y, al revés (2.4), cuando queremos curvarla hacia adentro, estrechar su forma, debemos de deslizar, en esa dirección el macarrón sobre el que hayamos colocado con anterioridad, hasta conseguir la forma diseñada. A medida que vayamos avanzando en la obra, con el dedo o cualquier palillo de modelar (estique), se hace descender pasta del rollo superior hasta el inmediatamente inferior, tratando de hacerlo de forma alternativa de manera que no coincidan las incisiones o bajadas de pasta (Cosido). Este proceso hay que realizarlo tanto por el interior de la obra como por fuera de la misma. (2-5 y 2-6).

técnica_colombín técnica_colombín2 técnica_colombín3

Con esta técnica se pueden realizar cualquier tipo forma y tamaño. Se recomienda que, si el tamaño de la pieza fuese muy grande, se haga por partes, uniéndolas cuando la pasta adquiera cierta consistencia, pero evitando que se seque demasiado. De esta forma evitaremos que la obra se derrumbe por el peso. Con esta técnica se obtienen muy buenos resultados para los no iniciados.

  1. Técnica de planchas, placas o tortas.

Las planchas o placas de arcilla se obtienen partiendo de una porción de pasta a la que se le aplica una presión mediante un rodillo o bien, usando dos reglas de igual grosor (3-1), poner pasta entre ellas y pasar una tercera por encima de tal forma que allane e iguale toda la masa. Si se necesitan varias planchas, deben hacerse todas seguidas, dejándolas reposar durante un tiempo para que pierdan parte de su humedad y cojan cierta consistencia a fin de poder manipularlas.

Después se cortan las distintas piezas (3-2), utilizando un estique que tenga un borde afilado. También se pueden utilizar estiques hechos de caña de bambú, son fáciles de hacer y dan excelentes resultados. Hay que vigilar que la humedad perdida no sea excesiva, pues la unión entre las distintas planchas sería defectuosa y se rompería en el proceso de secado o de cocción. Todas las juntas se deben coser minuciosamente y reforzarse con un cordón de arcilla que se soldará con barbotina (3-3). Esta técnica da muy buenos resultados, pero resulta difícil para los no iniciados con cierta experiencia.

Técnica_de_planchas,_placas_o_tortas Técnica_de_planchas,_placas_o_tortas1 Técnica_de_planchas,_placas_o_tortas2

  1. El torno.
    Aunque no es imprescindible para ser ceramista, si lo es para el alfarero y es el reto más difícil al que debe de enfrentarse, ya que, para dominar esta herramienta, se necesita considerables dosis de paciencia, una cierta habilidad y mucha, muchísima práctica.
  2. Moldes de escayola o yeso de París.

Los moldes de escayola se emplean cuando queremos producir piezas exactas o cuando la producción tiene que ser alta, por lo que, aunque no se descarta el empleo en un taller de ceramista, la utilización de los moldes está casi reservado a la industria. En la actualidad, muchas industrias cerámicas emplean moldes automáticos a presión.

-BERNABEU, J. La tradición cultural de las cerámicas impresas. SIP. Trabajos varios. Valencia 1989

-Atlas Histórico Mundial.: editorial Istmo. Madrid. Volumen I

¡Esperamos que os guste y si tenéis oportunidad de visitar estás cuevas nos contáis la experiencia!