Acerca de

fitoterapia

Este blog  pretende abordar de un modo sencillo y cercano los beneficios que proporcionan en las enzimas y hormonas de nuestro cuerpo, los mineralesvitaminas y aminoácidos,…; para contrarrestar los efectos de los radicales libres, y de la acidez. Que a la hora de hacer deporte nuestro organismo cuente con suficientes aminoácidos para tener el óptimo balance de nitrógeno para permitir el desarrollo muscular. 

Comprobarán que no soy especialista  académica  en esta materia pero sí lo soy vocacional  y  esa inquietud ha sido la que me ha motivado a crear el blog para poder contar las experiencias y conocimientos que en mi familia han logrado erradicar enfermedades que las considerábamos crónicas.

Tal ha sido la importancia de ese estudio en mi vida, que no quiero que se me olvide y sobre todo para que las personas que se encuentren con problemas de salud semejantes puedan recurrir a estos remedios; por otro lado, supone para mí un gran estímulo ir mejorando en la  búsqueda y comunicación de los beneficios de llevar una dieta inteligente, y recordar los efectos que el medioambiente contaminado y las radiaciones electromagnéticas ejercen sobre nuestra salud.

Así este blog se va a centrar en las propiedades de las principales especies que de la fitoterapia y la frutoterapia  están reconocidas en el seno de la ONU (por la UNESCO, la OMS) y la UE, ésta última en nuestro caso, ya que formamos parte de ella.

Para comenzar, como el origen de muchas enfermedades se dan cuando existe un desbalance en el PH de nuestro organismo, pues teniendo siempre en cuenta que nuestro organismo debe tener un PH neutro, en este blog vamos a buscar los recursos que equilibren el PH.  Por ello debemos de llevar una dieta con un 20% de nuestra alimentación basada en alimentos ácidos y un 80% en alimentos que sean alcalinos.

Los recursos que en nuestro organismo tienen  influencia n el balance hormonal  atienden a unas propiedades comunes, es decir, son adaptógenosinmunoestimulantesanabólicosafrodisíacos y anticarcinógenos.